ODA A LA SOPA MARUCHAN

En estas épocas ya no hay manzanas silvestres, sino tiendas de autoservicio, moneditas de cambio al fondo de la bolsa, sustitutos empaquetados del recuerdo de la comida que se pueden calentar en un microondas, en una ciudad feroz que oprime el estómago y acentúa el hambre milenaria del corazón. -La R.

Por: Diego Medina

Los pobres no van al cielo, van al oxxo por una maruchan.
Desgranan sus monedas para pagarse el “pan nuestro de cada día”,
pero en la hora del destino, puntual como telenovela,
Cierro los ojos y abro las puertas de un santuario interno:
El microondas, ahí, junto a la cajera, caliento mi sopa,
Mientras la gente entra y sale de la tienda
por cinco minutos todos somos igual de miserables…

Este himno habita entre el murmullo y el aullido,
Incrustado en la garganta pero también en el pecho,
Ya ves que unos tienen el corazón hueco y el estomago vacío,
Sólo un grito ilumina la noche; 
¿Para qué ordenar mi alcoba si afuera el mundo se cae a pedazos?

Hablar de sopa maruchan es hablar de deudas,
De soledad, de colillas de cigarro, de tonayán, 
del coraje necesario para bajarle la cadena al escusado
Y ver que nuestro reflejo es lo único que sigue flotando…

Aprendí a callarme, pero también a morder,
Porque la rabia no es una mascota, es un grito que hay que sacar a pasear,
Tan cierto como que mi vida es una canción de rock urbano;
Comer ansias, morderse las uñas, calentarse una maruchan,

Este andar de zapatos rotos se amotina para soñar contigo,
Mujer bonita, a la que no le puedo invitar una cena con velas, limusina y comida fina,
Porque sólo tengo un grito para iluminar la noche:
Yo no sabía que tenía hambre hasta que te probé.

Foto Diego Medina

Diego Medina

Es coordinador editorial de Circo Literario, fundador de la editorial Versonautas, columnista en la revista digital Letras de Reserva, colaborador en la revista digital Hombre 21. En 2014 impartió el Taller de Poesía en el CCH Azcapotzalco, fue locutor en el programa Fábulas en Sol, transmitido por Nuestra Voz Radio; ha sido ponente en la Facultad de Filosofía y Letras (2012, 2016), poeta integrante del colectivo “Palabra, Oralidad y Mensaje” (P.O.M., 2014-2015). En 2015 participó en el festival Poesía en Voz Alta de Casa del Lago, también ha organizado ciclos de cine, foros y mesas sobre la comunidad LGBTTTI. Recientemente ha participado en la antología MORFO de la editorial Criptomórfica. Escribe el blog Kilometroceroblog .

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
>>>>>>encUentrA mÁS<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
Ficciones

Abrupto, el manco poeta de mierda

Por: Antonio Reyes Carrasco.
Abrupto ha perdido las manos con las que escribía poesía, pero no el furor que lo mantiene contra todos.

Él es Anselmo y ella se llama Victoria

Por: Yael Weiss
Dos seres irreductibles han decidido vivir juntos, a pesar de la sospecha de que los vidrios rotos en el suelo son dejados de forma premeditada.

Vacío

Por: Javier Zúñiga
Una llamada de una revista porno promete más de lo que un escritor hubiera imaginado.
Poesía

Canario

Por: Saraí Garpez
Las prisiones más difíciles son las de la propia mente.

Plumas

Por: Iván Vergara.
Voz de "cascada que sostienen al silencio", que guía por sus búsquedas, sus palos de ciego, en ese breve instante eterno.

Enunciado

Por: Izcoalt Noriega
El poeta que busca la expresión se enfrenta a la inevitable repetición de las ideas. ¿Se conquista un territorio o se habita un eco?
Ensayos

Nostalgia por una “mosca” en mi pared

Por:Israel Rojas
La amistad tiene múltiples formas de presentarse, a veces viene en forma de revista. Recuento de la experiencia lectora de la icónica revista "La Mosca".
Lo gráfico

Cuaderno de noches inversas

Por: Katnira Bello.
En la oscuridad prolongada del Ártico, el tiempo de obturación sugiere una realidad paralela a la que se puede apreciar a simple vista.

Estructuras gravitacionales

Por: Gabriel Rodríguez
La imagen por sí sola dicta, manda, estructura. El lente la retiene y transforma, vincula la vista del fotógrafo con la del espectador.
Año 0, número 2, octubre-noviembre de 2017
Nuestra convocatoria

Daremos por sentado tanto usted como los editores de esta casa de ficciones y no ficciones que si continúa navegando acepta nuestra legal política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies