ESTRUCTURAS
GRAVITACIONALES

La imagen por sí sola dicta, manda, estructura. El lente la retiene y transforma, vincula la vista del fotógrafo con la del espectador y crea una estructura de líneas gravitacionales.

Por: Gabriel Rodriguez


L

a fotografía de Gabriel Rodríguez va de lo análogo a lo digital.
      Experimental, hace partícipe a la reveladora de su peculiar forma de descubrir utensilios simples como trapeadores, escobas y mops... El artista se explaya en busca del error intencionado en la imagen, pues sale de las clásica tina y ampliadoras del cuarto obscuro, adaptando sus recursos para otros propósitos.
     En su afán de soltar la lente a la caza de personajes míticos, escudriña el entorno para atraer al espectador y mostrarle, como espejo, su propio retrato. Conjuga las técnicas del bien aprovechado ángulo con la mano experimental que salpica sobre su obra líquido revelador.
      En lo digital no hace menos: se recrea hasta los extremos que lo lleva el capaz lente de su réflex digital. Lo mismo lleva a cabo tomas aéreas que estructurados desnudos en un estudio, sin dejar de encontrar placer en bañar de líquido revelador (como si fuera amniótico) el soporte de donde nacerá la imagen.

En blanco y negro

La lente parece elaborar una historia cuyo tema es un concepto: lo onírico

De la fantasía

La imagen onírica se atavía de otro significado al manipular sus pixeles.

22052976_10213095517596102_314193002_n

GABRIEL RODRIGUEZ DE ALBA

(Tijuana, 1970), fotógrafo. Estudió Fotografía en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara. Ha sido profesor de Fotografía en la Facultad de Diseño Gráfico de la UdG. Desde 1989 ha participado en múltiples exposiciones colectivas e individuales, así como Bienales Internacionales. Obtuvo el primer lugar en la Exhibición de la Diversidad de Arte Digital, en Ventura, California. Autor del libro electrónico Gente en México. Sobre el mismo suelo (2010).

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
>>>>>>encUentrA mÁS<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
Ficciones

Él es Anselmo y ella se llama Victoria

Por: Yael Weiss
Dos seres irreductibles han decidido vivir juntos, a pesar de la sospecha de que los vidrios rotos en el suelo son dejados de forma premeditada.

Abrupto, el manco poeta de mierda

Por: Antonio Reyes Carrasco.
Abrupto ha perdido las manos con las que escribía poesía, pero no el furor que lo mantiene contra todos.

Vacío

Por: Javier Zúñiga
Una llamada de una revista porno promete más de lo que un escritor hubiera imaginado.
Poesía

Oda a la sopa maruchan

Por:Diego Medina
Recorrido por la furia en una era de moneditas de cambio al fondo de la bolsa y sustitutos empaquetados de comida que se pueden calentar en un microondas.

Horas

Por: Alejandro Velázquez Betancourt.
A pesar de la soledad y el hastío, un humor fino y un tanto cínico asoma en este recuento de naufragios de un poeta citadino.

Enunciado

Por: Izcoalt Noriega
El poeta que busca la expresión se enfrenta a la inevitable repetición de las ideas. ¿Se conquista un territorio o se habita un eco?

Canario

Por: Saraí Garpez
Las prisiones más difíciles son las de la propia mente.
Ensayos

Nostalgia por una “mosca” en mi pared

Por:Israel Rojas
La amistad tiene múltiples formas de presentarse, a veces viene en forma de revista. Recuento de la experiencia lectora de la icónica revista "La Mosca".
Lo gráfico

Cuaderno de noches inversas

Por: Katnira Bello.
En la oscuridad prolongada del Ártico, el tiempo de obturación sugiere una realidad paralela a la que se puede apreciar a simple vista.
Año 0, número 2, octubre-noviembre de 2017
Nuestra convocatoria

Daremos por sentado tanto usted como los editores de esta casa de ficciones y no ficciones que si continúa navegando acepta nuestra legal política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies